El contrato Au Pair

Antes de que la persona Au Pair se una a la familia anfitriona es recomendable que ambas partes firmen un contrato. Ese contrato tiene que contener los derechos y las tareas de la persona Au Pair, así como también el tipo de relación entre Au Pair y familia.

¿Qué debe incluir el contrato?

Antes de firmarse un contrato se debe tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Fecha del comienzo y fin de la estancia.
  • La asignación económica a percibir y si se pagará semanal o mensualmente.
  • Vacaciones pagadas.
  • Alojamiento y manutención. El alojamiento se debe describir explícitamente.
  • Horario de trabajo y  tiempo libre.
  • Las tareas a realizar de manera muy específica
  • El transporte local para ir a la escuela de idiomas así como su coste
  • Cuándo los niños tienen que ser llevados y recogidos de la escuela y de las actividades de tiempo libre.
  • Cobertura sanitaria con la que se cuenta.
  • Normas generales de la casa.
  • Coste del viaje de ida y de vuelta.
  • Plazo del cancelación si se tuviera que renunciar al trabajo antes de lo acordado
  • Los trámites para el visado e inscripción en el censo local.
  • Tanto la persona Au Pair como la familia anfitriona deben proporcionar con antelación las direcciones y los números de teléfonos importantes (de móvil, del lugar de trabajo de los padres de acogida y los números de teléfono de los familiares de la persona Au Pair) Esta información es fundamental en caso de emergencia.
  • Uso del coche.
  • Quien asumirá el pago de las clases de idiomas.

Hay países que solicitan el contrato ya firmado por Au pair y familia para hacer la petición del visado e incluso para la solicitud de la salida del país. Algunas embajadas piden que se redacte el contrato siguiendo un patrón especial el cual se rige por las normas nacionales. Nosotros aconsejamos ponerse en contacto con la embajada del país donde piensa realizar la estancia con suficiente antelación.

Contrato Au Pair en Europa

Nota: El programa de Au Pair en Europa viene regulado mediante el acuerdo europeo de colocación «au pair» (número 068), hecho en Estrasburgo el 24 de noviembre de 1969 («BOE núm. 214/1988, de 6 de septiembre de 1988») Luego cada país de la Unión Europea lo ha ido incorporando a su legislación y haciendo modificaciones. En España, por ejemplo, en el BOE núm. 214, de 6 de septiembre de 1988 y un año más tarde se aprobaría la Resolución de 15/6/89 del Ministerio de Asuntos Exteriores (BOE núm.152, de 27 de junio de 1989) referente a la colocación au-pair en España.

El resto de países que no son de la Unión Europea tiene su propia regulación.

Por lo tanto las obligaciones de la persona Au Pair dependerá de cada país, pero siempre bajo unos estándares mínimos. Luego cada familia puede variar las condiciones dependiendo de sus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *